SECTOR PÚBLICO Y POLITICA FISCAL

 

 

INDICE

 

INSTRUMENTOS DE LA POLÍTICA FISCAL. 1

DEMANDA AGREGADA Y GASTO PUBLICO.. 2

POLITICA TRIBUTARIA.. 15

LA FINANCIACION DEL DEFICIT  PRESUPUESTAL. 53

LOS ESTABILIZADORES AUTOMÁTICOS.. 73

LA DEUDA PÚBLICA EXTERNA E INTERNA.. 85

LA DEUDA PÚBLICA EN CHILE.. 96

 

 

El sector público es el generador de un conjunto de bienes y servicios que afectan tanto la productividad del sector privado como el bienestar general de la sociedad. En sociedades democráticas, las personas que son encargadas de la dirección de las instituciones publicas son elegidas por  la comunidad o nombrado por alguien que lo ha sido, su poder deriva entonces directa o indirectamente de la voluntad popular expresada en el proceso electoral.

            El estado tiene atribuciones coercitivas que no comparte con ningún otro sector de la sociedad, de lo cual es ejemplo la obligatoriedad que impone de pagar impuesto, la prohibición de parte de armas, los planos reguladores de las ciudades y una gamma enorme de regulaciones de todo tipo sobre la vida económica y social de la comunidad.

            En las pasadas dos o tres décadas, los economistas comenzaron a aplicar su método analítico a la actividad del gobierno, dando origen así a lo que hoy  se conoce como la teoría de la elección publica. Esta teoría busca responder como el aparato público elige el nivel y composición de su gasto, la estructura de los impuestos y el tipo de regulación que aplica sobre la actividad económica. Este enfoque abandona el antiguo concepto del estado benefactor y se aproxima a su estudio entendiendo el aparato público como instrumento de maximización de las funciones de utilidad de un  determinado conjunto de individuos.

Los economistas de  la política fiscal consideran que el sector público tiene tres funciones principales:

·         la función de estabilización y crecimiento, que se interesa en mantener el balance macroeconómico a fin de prevenir tanto grandes inclinaciones en el empleo y la actividad económica y severos ataques de inflación, así como asegurar una adecuada tasa de crecimiento económico.

·         La segunda es la función de distribución, que se refiere a la adecuada distribución de la renta entre los diversos grupos de la economía

·         La tercera es la  función de asignación, que se relaciona con la eficiente asignación de recursos en toda la economía.

 

INSTRUMENTOS DE LA POLÍTICA FISCAL

 

El sector público dispone de tres grandes categorías de instrumentos con los que participa activamente de las decisiones económicas de la sociedad: el gasto en bienes y servicios, los impuestos y la regulación, que condiciona la forma en que ciertas actividades se pueden realizar.

La política fiscal la integran las decisiones del gobierno referentes al gasto público y a los impuestos. Las decisiones del gobierno en materia de política fiscal se plasman en el presupuesto del sector público. Cuando los ingresos son superiores al gasto hay superávit presupuestarios, y cuando ocurre lo contrario hay déficit.

Aquí encajan varios factores de gasto y de ingresos gubernamentales. El gobierno gasta mediante inversiones de consumo, de concesión, de subsidios y transferencias financieras. Obtiene ingresos mediante impuestos sobre actividades de producción y de circulación de mercancías, sobre las propiedades, sobre las herencias y traspasos entre las personas, y sobre los ingresos y ganancias de cualquier naturaleza.

 

1)       Instrumentos del gasto publico.

·         gastos corrientes: por ejemplo, salarios, pago de intereses, compra de bienes de consumo etc. Es decir aquellos que atienden al normal funcionamiento del sector público. Estos gastos son muy rígidos y no se pueden modificar fácilmente.

·         Gastos de transferencias: son los que se realizan sin contrapartida. Son prestaciones sociales como las jubilaciones, pensiones, subvenciones seguros de desempleo, servicios sociales (educación, vivienda, salud), etc.

Son rígidos también. Su finalidad es la redistribución de renta.

·         gastos de capital o inversión: son flexibles y afecta directamente al crecimiento económico, por tanto, tiene como objetivo aumentar la capacidad productiva del sector publico. Tiene efectos a largo plazo y es peligroso utilizarlas para solucionar problemas coyunturales.

 

2)       Instrumentos de ingresos públicos.

Son todos los recursos que posee el estado  y que afectan a la consecución de sus fines

·         Ingresos corrientes : aquellos que logra el estado sin contraer endeudamientos ni disminuir sus activos como por ejemplo los ingresos tributarios.

·         Ingresos no corrientes o de capital : los que obtiene endeudándose con el sector publico o privado, o cambiando el valor de sus activos, como ocurre en el caso de la privatizaciones como por ejemplo prestamos, títulos públicos, letras del tesoro, etc.

 

DEMANDA AGREGADA Y GASTO PUBLICO

 

Estamos estudiando el sector público o estado, es decir, entonces estamos en una economía de tres sectores: economías domésticas, empresas y sector público.

Al entrar en la economía el sector público o estado, en el flujo circular de la renta se dan unas entradas y unas salidas en dicho flujo circular de la renta. Las salidas son el ahorro y los impuestos netos, es decir, la cantidad que paga el sector privado al Estado una vez que se tienen en cuenta las transferencias que reciben del Estado. Las entradas son compras de bienes y servicios del Estado, es decir, el gasto público (G) y la inversión, por tanto, en condiciones de equilibrio. El ahorro más los impuestos netos tienen que ser iguales a las compras del Estado más la inversión:

 

A + T = G + I

salidas   entradas

A = Ahorro

T  = Impuestos

G = Gasto público

I = Inversión o ingresos públicos.

 

El enfoque Keynesiano de la política macroeconómica, se suele asociar con la utilización activa de la intervención del Estado para tratar de moderar los ciclos económicos.

La política fiscal la integran las decisiones del gobierno referentes al gasto público y a los impuestos. Las decisiones del gobierno en materia de política fiscal se plasman en el presupuesto del sector público (Presupuestos Generales del Estado). Cuando los ingresos son superiores al gasto hay superávit presupuestarios, y cuando ocurre lo contrario hay déficit, por tanto, la existencia de un déficit supone que el Estado gasta más de lo que ingresan.

La demanda agregada se compone entonces como:

 

DA = C + I + G

 

El consumo es función de la renta y la inversión es una cantidad fija; ahora suponemos que las compras del estado en bienes y servicios son fijas al nivel del gasto, (G) es decir, que no dependen de la renta; también por ahora suponemos que no hay impuestos.

Cuando se incluye el gasto público como un elemento  más de la demanda agregada, dicha DA se desplaza verticalmente hacia arriba.

 

         DA                                    E1      DA1 = C + I + G

 


                                                        Incremento de G

                                                           DA0 = C + I

 

                           E2

 

 

                45º

                                                                   Y

                              Y0                Y1

 

Resulta entonces que el gasto público (G) sin tener en cuenta los impuestos ejerce un efecto multiplicador sobre la venta de igual naturaleza al realizado por la inversión, la cuantía del incremento de la producción vendrá dada por la expresión:

 


 Y     =m      G

 

Si un aumento de las compras del estado incrementa la producción, lógicamente una reducción de las compras del Estado reducirá el nivel de producción o renta de equilibrio:

 

 

 

           DA                                                    D

 

                                                  E1               DA1 = C + I + G1

                                                        G1     G1>G0

                                                                     DA0 = C + I + G0

                                     E0           

                                                       G2         DA2 = C + I + G2

                                                           G2<G0

                        E2

 


                     45º                                               Y

                         Y2           Y0        Y1

 

 

 

La DA se reduce en proporción al impuesto T .

Un incremento de los impuestos en una medida restrictiva, ya que incide negativamente sobre la DA y sobre la producción. Por contra, una reducción  de los impuestos es una medida política expansiva, ya que aumentaría la renta disponible, se desplazará hacia arriba la función de consumo y por tanto, la DA.

La posibilidad de cambiar los impuestos constituye un instrumento de control de la DA casi tan poderoso como un cambio en los gastos del Sector Público.

Algo parecido ocurre con las transferencias. Por tanto se puede afirmar que los impuestos netos dependen del nivel de renta, es decir, son proporcionales a al renta.

 

Los impuestos proporcionales inciden sobre la renta disponible en todos los niveles de producción, y por ello afectan a la demanda de consumo, a la DA y al nivel de producción de equilibrio.

En el caso de un aumento en el tipo impositivo, se da un desplazamiento hacia abajo no paralelo de la función de consumo.

Entonces, en una Economía con impuestos proporcionales la función de consumo será más plana que en una Economía donde no hay impuestos. Mientras mayor sea el tipo impositivo, más plana será la función de consumo y consecuentemente menor será el multiplicador. Esto se debe a que se ha reducido la pendiente de la función de consumo.

El presupuesto público refleja los bienes y servicios que el Estado comprará en el ejercicio siguiente, las transferencias que realizará y los ingresos fiscales que obtendrá para hacer frente a los distintos gastos.

Suponiendo que los impuestos netos son proporcionales a la renta, y que el gasto público es una cantidad fija, cuanto mayor es la renta, menor es el déficit o mayor el superávit.

 

 

      Gasto

    público

                                                                               T

 

 

                                                                    G < T      Superávit presupuestario

 

                                                                        G

                      G > T

 

 

                                                                               Renta

                        Déficit       Equilibrio

                    presupuestaria  presupuestario

 

 

Tal como hemos visto, la utilización por parte del Estado de los impuestos y el gasto público para estabilizar la Economía constituye la política fiscal.

Una política fiscal expansiva se llevaría a cabo aumentando G o disminuyendo T, los impuestos , de forma que al aumentar la DA se incrementaría el empleo y la renta.

Una política fiscal restrictiva o contractiva sería al contrario, disminución de G o incremento de los impuestos. La DA se reduciría y también se reducirían el empleo y la renta.

Se puede afirmar que el presupuesto público y más concretamente el déficit presupuestario no es un buen indicador de la marcha de la política fiscal ya que puede variar simplemente porque se altere la renta. Si la economía entra en una recesión, el déficit presupuestario tiende a aumentar automáticamente, y lo contrario ocurrirá en fases de expansión de la economía.

Si el déficit presupuestario puede alterarse debido a factores que no están relacionados con la política fiscal, como puede ser la demanda de inversión, necesitamos otro concepto que refleje exclusivamente los cambios de la política fiscal. Este concepto es el de presupuesto de pleno empleo. El presupuesto de pleno empleo o estructural mide la posición hipotética del presupuesto si la economía estuviese trabajando al nivel de pleno empleo o potencial, manteniéndose la legislación tributaria constante y manteniéndose los gastos actuales.

El presupuesto de pleno empleo es independiente del nivel actual de renta. Supongamos que una economía está en pleno empleo y que el presupuesto real está equilibrado, entonces también lo estaría el presupuesto de pleno empleo.

 

                       G

                       T

 

                                                                                       T

                                      A                   E                     G

 

 


                                    B

                                                                                  Y

                                     Y1                             YPE (renta de pleno empleo)

 

 

APLICACIÓN EN CHILE

 

El plan AUGE tiene características positivas como que los trabajadores independientes que tienen recursos, coticen obligatoriamente para contribuir a financiar sus planes de salud. Para ello, se crea un fondo de compensación solidaria donde el Estado financiará a quienes carecen de recursos en el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) para que todos reciban las garantías establecidas por el Plan Auge.

            Al analizar este proyecto, tenemos que el financiamiento realizado por parte del Estado y la materialización de éste son parte del Gasto Fiscal; entonces al momento de llevarse a cabo el AUGE tendríamos un aumento del Gasto público (G) lo cual provocaría un desplazamiento de la Demanda Agregada hacia la derecha, aumentando también el déficit fiscal.

Pero este déficit fiscal podría ser financiado; ¿Cómo? La respuesta se encuentra en que dentro de la Reforma a la Salud, además del plan AUGE se encuentra un proyecto de alzas en los impuestos al tabaco, alcohol, vehículos diesel, juegos de azar, y el IVA, los que el gobierno del presidente Ricardo Lagos Escobar calificó como "mínimas" para financiar el Plan Auge y el Programa Chile Solidario que beneficiará directamente a los más pobres.

En lo que respecta al tema del desempleo podemos concluir que la expansión del gasto interno se favoreció con generación de nuevos puestos de trabajo, lo cual el Presidente Lagos si lo supo hacer notar durante su discurso. En resumidas cuentas la generación de empleo por parte del gobierno trajo como consecuencia el incremento del gasto fiscal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En lo que se refiere a infraestructura efectivamente la inversión se ha incrementado durante 1990 – 1999, por parte del ministerio de obras públicas y por los privados en donde la proyección que se hace desde el año 2000 hasta el año 2009 es optimista como vemos en el siguiente grafico:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enfocándonos ahora a la Demanda Agregada un aumento de la inversión privada (I) y de la inversión efectuada por el Estado a través del MOP (G) obtendríamos como resultado un aumento de la Demanda Agregada ahora por causa de un incremento de dos variables exógenas como lo son Inversión privada  y el Gasto, respecto a este último sus consecuencias no terminan al incrementar un componente de la  Demanda Agregada, ya que al aumentar el Gasto por inversión pública en infraestructura causa un Déficit Fiscal ya que los egresos son mayores que sus ingresos (Impuestos).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El presidente Lagos se refiere explícitamente al gasto en vivienda, donde realza su aumento, lo cual significó un crecimiento del gasto fiscal en vivienda de 151,5% entre 1989 y 2000 y un aumento del gasto público de 52,7% en el mismo período. En el 2000, el gasto público en vivienda ascendió a US$ 668millones (1,0% del PIB) y el fiscal a US$ 576 millones (0,8% del PIB).

Se puede apreciar este incremento en el gasto fiscal en vivienda de mejor forma en el siguiente gráfico:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Teniendo entonces un aumento del Gasto en vivienda, como consecuencia se ve incrementado el gasto público o compras realizadas por el Estado y del déficit fiscal, desplazándose la Demanda Agregada hacia la Derecha por causa de un aumento de Gasto fiscal.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En lo que respecta a las transferencias estatales tenemos al tema de la educación; el Presidente Lagos comenta el aumento de más de un 10% en el crédito fiscal realizado, lo que en otras palabras se refiere a aumentos en las transferencias del Gobierno. Dentro de las consecuencias que tiene esta medida es que incrementa el déficit fiscal desplazando la Demanda Agregada hacia la derecha por causa de un aumento del gasto público por causa  de uno de sus componentes como lo son las transferencias.

Otros  de los temas que involucra a las trasferencias son, por ejemplo, todos los referentes a la implementación de programas de ayuda social como lo es el proyecto de ley Chile solidario así igual el programa de agua potable y saneamiento rural, sobre Chile Solidario; el cual tiene como organismo responsable al Ministerio de Planificación (MIDEPLAN); el mandatario menciona el incremento que se pronostica en las familias atendidas por este programa subsidiario estatal en fines del presente año; lo cual traería como consecuencia un aumento del gasto fiscal, más específicamente de sus transferencias; pero los efectos no terminan ahí ya que al incrementarse estas también se notará un aumento del Consumo (C) y de la Inversión (I); lo que se reflejará en un desplazamiento de la Demanda Agregada por aumento de  dos de sus variables exógenas.

Se incluye en el presupuesto el tema la cultura nacional; en donde  el mandatario se pronuncia acerca del aumento de un 15%, con respecto al año pasado, de los recursos del Fondart. Como información general es válido tener en cuenta que en dos años los presupuestos públicos del Fondart y del Fondo Nacional del Libro y la Lectura han crecido en un 30 por ciento. Se duplicó el Fondo Concursable del Consejo Nacional de Televisión, y anualmente se destinan recursos especiales para mejorar la infraestructura cultural a lo largo de todo el país; el punto es que al implementarse nuevas tecnologías y de bibliotecas incrementa las transferencias, lo cual hace acrecentar el Déficit Fiscal de mantenerse los impuestos sin variación positiva. En conclusión provocaría un desplazamiento de la Demanda Agregada hacia la derecha por causa de un aumento de Gasto fiscal.

En el caso de la iniciación de un programa de enseñanza del idioma inglés, podemos observar que en este caso también se verán incrementadas las transferencias, ya que como es comentado en el discurso el gobierno implementará un programa de enseñanza no es una compra estatal ya que el estado no recibe nada cambio.

            En el gasto fiscal se puede incluir el que ahora aprobada la ley que determina tener doce años de educación mínima lo cual denota que al ser más años los exigidos por ley respecto a la estadía de los alumnos; el estado tendrá que financiar a estos a través de becas ya que no significa que ahora teniendo como obligación cumplir con doce años de educación toda la gente, especialmente pobre; estará en condiciones de llevar a cabo esta exigencia legal; por lo cual el estado tendrá que subsidiar a aquella gente imposibilitada

            En otras palabras el Gasto Fiscal se incrementará a través del aumento de las transferencias que se realizarán de aquí en adelante, en lo que respecta a la educación obligatoria.

  Como comentario extra a lo anterior tenemos que un aumento de las transferencias no sólo afecta al presupuesto público, sino que también al consumo (C) y a la inversión, como en los casos anteriores las transferencias aumentan también se incrementarán el Consumo y la Inversión.

En otra ocasión en donde se ve incrementado el consumo es cuando el presidente hace reseña al aumento de las personas o alumnos que ingresaban por primera vez a la educación superior, siendo así la primera generación familiar que lo concretaba. ¿Por qué aumenta el Consumo Privado? Porque el consumo es definido por la demanda de bienes y servicios presentes en la economía ya sea proporcionado por el sector privado o público; en este caso es el sector público quien provee de un servicio como lo es la educación. Además se ve aumentado por causa del incremento de viviendas proporcionadas por el Estado durante la década, siendo también incrementada la cantidad de propietarios  de estas viviendas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

POLITICA TRIBUTARIA

La Gestión Tributaria es un elemento importante de la política económica, porque financia el presupuesto público; Es la herramienta más importante de la política fiscal, en él se especifica tanto los recursos destinados a cada programa como su financiamiento. Es un factor clave que dichas demandas se concilien con las posibilidades reales de financiamiento, para así mantener la estabilidad macroeconómica. La pérdida de control sobre el presupuesto es fuente de desequilibrio e inestabilidad con efectos negativos insospechados. Es importante mencionar que los ingresos y gastos gubernamentales se ven afectados por el comportamiento de otras variables macro económicas, como el tipo de cambio, los términos de intercambio, el crecimiento del PBI, etc.

En Chile  el servicio de impuestos internos tiene por función aplicar y fiscalizar todos los impuestos internos actualmente establecidos o que se establezcan, fiscales o de otro carácter, en que tenga interés el Fisco. Además, el SII debe interpretar administrativamente las disposiciones tributarias, fijar normas, impartir instrucciones y dictar órdenes para la aplicación y fiscalización de los impuestos, supervigilando el cumplimiento de las leyes tributarias encomendadas al servicio, así como conocer y fallar como tribunal de primera instancia los reclamos tributarios que presenten los contribuyentes.

El Servicio de Impuestos Internos (SII) está incluido dentro de las instituciones fiscalizadoras, conforme a los dispuesto en el artículo 10 del Decreto Ley N° 3551, en relación con el artículo 1°, del Decreto Ley N° 3628, de 1981.

CLASIFICACIÓN DE LOS IMPUESTOS EN CHILE:

Indirectos: Gravan actividades, sobre todo el consumo, independientemente de la renta personal .

Directos: Gravan la renta, la riqueza de manera personal e inmediata.

Impuestos Indirectos (fecha de actualización 10-11-2003)

1.       Impuesto a las Ventas y Servicios (IVA)

El Impuesto a las Ventas y Servicios grava la venta de bienes y prestaciones de servicios que define la ley del ramo, efectuadas entre otras, por las empresas comerciales, industriales, mineras, y de servicios, con una tasa vigente a contar del 1 de enero de 1998 del 18%. A partir del 1 de Octubre de 2003 dicho tributo se aplica con una tasa del 19%, alícuota  que a contar del 1 de enero del 2007 desciende al 18%. Este impuesto de aplica sobre la base imponible de ventas y servicios que establece la ley respectiva. El Impuesto a las Ventas y Servicios afecta al consumidor final, pero se genera en cada etapa de la comercialización del bien.

2.       Impuesto a los Productos Suntuarios

La primera venta o importación habitual o no de artículos que la Ley considera suntuarios paga un impuesto adicional con una tasa de 15% sobre el valor en que se enajenen. Entre estos suntuarios están los artículos de oro, platino y marfil; joyas y piedras preciosas; pieles finas; alfombras, tapices y cualquier otro artículo de similar naturaleza, calificados como finos por el Servicio de Impuestos Internos;  vehículos casa-rodantes autopropulsados; conservas de caviar y sucedáneos; armas de aire o gas comprimido, sus accesorios y proyectiles, excepto los de caza submarina. Los artículos de pirotecnia, tales como fuegos artificiales, petardos y similares pagarán con tasa del 50%. En el caso de los objetos de oro, platino y marfil; joyas y piedras preciosas; y pieles finas, quedan afecta a la misma tasa del 15% por las ventas posteriores, aplicándose las mismas normas generales del Impuesto al Valor Agregado.

3.       Impuesto a las Bebidas Alcohólicas, Analcohólicas y Productos Similares

La venta o importación de bebidas alcohólicas, analcohólicas y productos similares paga un impuesto adicional, con la tasa que en cada caso se indica, que se aplica sobre la misma base imponible del Impuesto a las Ventas y Servicios.

Las siguientes son las tasas vigentes para este impuesto:

a) Licores, piscos, whisky, aguardientes y destilados, incluyendo los vinos licorosos o aromatizados similares al vermouth: tasa del 27%

b) Vinos destinados al consumo, ya sean gasificados, espumosos o champaña, generosos o asoleados, chichas y sidras destinadas al consumo, cualquiera que sea su envase, cerveza y otras bebidas alcohólicas, cualquiera que sea su tipo, calidad o denominación, tasa del 15%.

c) Las bebidas analcohólicas naturales o artificiales, jarabes, y en general cualquier otro producto que las sustituya o que sirva para prepara bebidas similares y las aguas minerales o termales que hayan sido adicionadas con colorante, sabor o edulcorante: tasa de 13%. Este impuesto no se aplica a las ventas que efectúa el comerciante minorista al consumidor final, tampoco a las ventas de vino a granel realizadas por productores a otros vendedores sujetos de este impuesto. Las exportaciones en su venta al exterior se encuentran exentas, sin perjuicio de la recuperación del tributo por el exportador.

4.       Impuesto Específico que se aplica en la Importación de Vehículos

En el caso de los vehículos cuyo valor aduanero exceda de US$ 15.834,65, se aplica una tasa de un 85% sobre el valor aduanero que exceda de este monto (esta cifra se actualiza anualmente de acuerdo con la variación experimentada por el Indice Oficial de Precios al por mayor de los Estados Unidos de América). Están exentos de este impuesto los vehículos dedicados al transporte de pasajeros con más de quince asientos; camiones y camionetas con capacidad de carga superior a los 2.000 kilos, tractores, carretillas automóviles, vehículos casa-rodantes autopropulsados o para transporte fuera de carretera, coches celulares, ambulancias, coches mortuorios y blindados para el transporte.

5.       Impuesto a los Tabacos

Los cigarros puros pagan un impuesto de 51% sobre su precio de venta al consumidor, incluido impuestos.  Los cigarrillos pagan un impuesto de 50,4% sobre su precio de venta al consumidor, por cada paquete, caja o envoltorio; Mientras que el tabaco elaborado, sea en hebras, tableta, pastas o cuerdas, granulados, picadura o pulverizado, paga 47,9%; además, estos artículos pagan una sobre tasa adicional de 10%.

6.       Impuesto a los Actos Jurídicos (de Timbres y Estampillas)

El Impuesto de Timbres y Estampillas grava los documentos que dan cuenta de una operación de crédito en dinero y su base imponible está formada por el monto numérico del capital indicado en cada documento. Existen tasas fijas y tasas variables. Los cheques girados en el país tienen una tasa fija de $138 por cheque (a diciembre de 2003). Dicho monto también se aplica a los giros o pagos con motivo de una orden de pago y a otros giros, cargos o traspasos de fondos que autorice o efectúe el comitente de la cuenta corriente; Los protestos de cheques por falta de fondos, las actas de protesto de letras de cambio y pagarés a la orden tienen, una tasa de 1% sobre su monto, con un mínimo de $ 2.299 (a diciembre de 2003) y un máximo de 1 UTM. Las letras de cambio, pagarés, créditos simples o documentarios, entrega de facturas o cuentas en cobranza, descuento bancario de letras, prestamos y otras operaciones de crédito de dinero están afectos a una tasa de 0,134% por cada mes o fracción que media entre su fecha de emisión y vencimiento, con un máximo de 1,608% a contar del 1 de enero del 2002. Los instrumentos a la vista o sin plazo de vencimiento tienen una tasa de 0,67% sobre su monto a contar del 1 de enero del 2002.

7.       Impuesto al Comercio Exterior

Los Impuestos al Comercio Exterior son fundamentalmente los derechos específicos y/o ad valoren que se establecen en el Arancel Aduanero y gravan actualmente con una tasa única de 8 por ciento a la importación de todas las mercaderías procedentes del extranjero. (Dicha tasa ha disminuido gradualmente y se fijará en un 6% a contar del 1° de enero del año 2003, conforme al artículo 1° de la Ley 19.589 de 1998). Es importante señalar que debido a los convenios comerciales que ha suscrito nuestro país con otras naciones, algunos productos se ven afectados con tasas arancelarias menores al 8%. De hecho, de acuerdo con lo publicado por el Servicio Nacional de Aduanas el arancel promedio fue de un 6,33%.

Impuestos Directos (Fecha de actualización 10-10-2003)

1.       Impuesto a la Renta de Primera Categoría (Articulo 20 Ley de Impuesto a la Renta)

El Impuesto de Primera Categoría grava las rentas  provenientes del capital obtenida, entre otras, por las empresas comerciales, industriales, mineras, con una tasa vigente durante el año comercial 2001 del 15%. Por los años comerciales 2002 y 2003 dicho tributo se aplicó con tasa 16% y 16,5%, respectivamente. A contar del 1 de enero del año 2004 la citada alícuota queda en forma permanente en un 17%. Este impuesto se aplica sobre la base de las utilidades percibidas o devengadas en el caso de empresas que declaren su renta efectiva determinada mediante contabilidad completa. La excepción la constituyen los  contribuyentes de los sectores agrícola, minero y transporte, que pueden tributar a base de la renta presunta, cuando cumplan con los requisitos que exige la Ley de la Renta.

2.       Impuesto Unico de Segunda Categoría (Artículo 42 N°1 Ley de la Renta)

El Impuesto Único de Segunda Categoría grava las rentas del trabajo dependiente, como ser sueldos, pensiones y rentas accesorias complementarias a las anteriores (42 N° 1).  Es un tributo que se aplica con una escala de tasas progresivas, declarándose y pagándose mensualmente sobre las rentas percibidas provenientes de una actividad laboral ejercida en forma dependiente, y a partir de un monto que exceda, a contar del 1 de enero del 2002, de 13,5 UTM. El  citado tributo debe ser retenido y enterado en arcas fiscales por el respectivo empleador, habilitado o pagador de la renta.

3.       Impuesto Global Complementario (Articulo 52 Ley de la Renta)

El Impuesto Global Complementario es un impuesto personal, global, progresivo y complementario que se determina y paga una vez al año por las personas naturales con domicilio o residencia en Chile sobre las rentas imponibles determinadas conforme a las normas de la primera y segunda categoría. Afecta a los contribuyentes cuya renta neta global exceda, a contar del 1 de enero del 2002, de 13,5 UTA. Su tasa aumenta progresivamente a medida que la base imponible aumenta. Se aplica, cobra y paga anualmente. 

4.       Impuesto Adicional (Articulo 58, 60 inc. 1° y 61 Ley de Impuesto a la Renta)

El Impuesto Adicional afecta a las personas naturales o jurídicas que no tienen residencia ni domicilio en Chile. Se aplica con una tasa general de 35% y opera en general sobre la base de retiros y distribuciones o remesas de rentas al exterior, que sean de fuente chilena.

Otros Impuestos (Fecha de actualización: 20-08-2004)

Impuesto Territorial

El Impuesto a los Bienes Raíces se define conceptualmente como un impuesto de carácter patrimonial, que se determina sobre el avalúo de las propiedades y cuya recaudación es destinada en su totalidad a las municipalidades del país, constituyendo una sus principales fuentes de ingreso y financiamiento. Los avalúos de las propiedades se determinan en los procesos de reavalúos, que se deben realizar por comunas se modifican por los cambios físicos producidos en los predios y por la actualización semestral en función del Indice de Precios al Consumidor (IPC).

 

LA FINANCIACION DEL DEFICIT  PRESUPUESTAL

 

Normalmente los impuestos no cubren todas las transferencias y las compras de bienes y servicios realizadas por el Estado, lo cual explica que aparezcan los déficit.

Existen básicamente tres vías de financiar el gasto público:

-          El establecimiento de impuestos.

-          La creación de dinero.

-          La emisión de deuda pública.

 

El establecimiento de los impuestos

La utilización de los impuestos presenta algunas limitaciones debido a que en la mayoría de los casos lo que se quiere es financiar los gastos deficitarios, es decir, aquellos que están por encima de los impuestos establecidos.

 

La creación de dinero

Cuando se recurre a la emisión o creación de dinero para financiar el aumento de los gastos del sector público se pone en marcha una política monetaria expansiva y sus efectos dependen de la situación en que se encuentre la economía, es decir, próxima al pleno empleo o en una depresión.

 

La emisión de deuda pública.

La deuda pública está formada por títulos de deuda que el Estado pone en manos del público. Los principales títulos o activos emitidos por el tesoro público son:

-          Las letras del tesoro.

-          Los bonos del Estado.

-          Las obligaciones del Estado.

 

LOS ESTABILIZADORES AUTOMÁTICOS

 

El sector público o estado realiza un papel importante en la determinación de la producción y el empleo mediante las políticas de estabilización. La política de estabilización está formada por un conjunto de medidas gubernamentales que intentan controlar la economía con el fin de mantener la producción (PIB) cerca de su nivel potencial, manteniendo unas tasas de inflación baja y estable. Las políticas estabilizadoras pueden ser de carácter expansivo o de carácter restrictivo; la política expansiva pretende aumentar el PIB efectivo con el fin de disminuir la brecha de producción y la política restrictiva trata de reducir el PIB efectivo en relación al potencial.

            Cuando los impuestos son proporcionales la recaudación se altera de forma automática, el aumento de los impuestos a medida que se incrementa el producto nacional reducirá la fuerza de la expansión y lo contrario ocurrirá si tiene lugar una recesión, por tanto, los impuestos proporcionales cumplen la misión de un estabilizador automático de la actividad económica.

Un estabilizador automático es cualquier hecho del sistema económico que mecánicamente tiende a reducir la fuerza de las recesiones y de las expansiones de la demanda, sin que sean necesarias medidas discrecionales o activar de política económica.

Los estabilizadores automáticos más importantes son dos:

Los cambios automáticos de la recaudación por impuestos. Cualquier sistema fiscal moderno se basa fundamentalmente en unos impuestos que son un porcentaje de las rentas de las personas físicas y de los beneficios de las empresas. Conforme varía la renta, tanto como si aumenta como si disminuye, sin que el gobierno tome ninguna medida activa se alterará la recaudación impositiva.

Si por ejemplo, la renta disminuye tendrá lugar una reducción de la recaudación fiscal, que además sería la medida oportuna a tomar. De esta forma los impuestos tienden a estabilizar de  forma automática, tanto los movimientos ascendentes como descendentes de la renta.

 

El seguro de desempleo y otras transferencias asistenciales: Durante las fases de recesión aumenta el desempleo, y a su vez, los pagos en forma de seguro de paro.  Mientras en los años de fuerte crecimiento al reducirse el desempleo disminuyen esos pagos, de esta forma, el seguro de desempleo ejerce una presión estabilizadora contribuyendo a reducir la demanda cuando es excesiva o contribuyendo a mantener el nivel de consumo si la actividad económica está reduciéndose. Tenemos que señalar que no todos los estabilizadores automáticos son originarios o provienen de la actuación del sector público; por ejemplo, el comportamiento de las familias al tratar de mantener un nivel de vida dependiente, no de la renta de cada año, sino  de una renta media o permanente. Los estabilizadores automáticos reducen parte de las fluctuaciones de la economía pero no las eliminan completamente.

En Chile los estabilizadores automáticos mas utilizados las tasas de interés que ofrece el banco central para captaciones y colocaciones, la unidad de fomento y el tipo de cambio del dólar.,

 

LA DEUDA PÚBLICA EXTERNA E INTERNA

 

Deuda Pública

Consiste en la obligación que asume o contrae un Estado con los prestamistas como consecuencia de un empréstito La que el Estado reconoce mediante títulos que devengan interés y que puede ser amortizable o consolidada.

Deuda del tesoro.

La deuda pública crece como consecuencia de los déficit presupuestarios y frecuentemente, se la considera una carga, ya que es la deuda de todo el país.

 

 

 

LA DEUDA PÚBLICA EN CHILE 

 

Deuda del Gobierno Central

La deuda del Gobierno Central incorpora la deuda interna y externa de Tesorería, CORFO, Banco de Estado y otras partidas menores. Existen tres fuentes alternativas, que difieren en los valores que presentan para la deuda interna y/o externa del Gobierno Central. Estas fuentes son: Tesorería, Dirección de Presupuesto (Dipres) y Banco Central (balances).

 

Activos Financieros del Gobierno Central

Se utilizaron cifras de Contraloría, presentadas en los Estados de la Situación Patrimonial del Sector Público.

Se excluyeron los créditos universitarios del sistema antiguo.

 

Deuda y Activos Financieros de las Empresas Públicas

Como se detalla en el cuadro, las cifras fueron obtenidas de las Memorias, los Estados Financieros, los informes SAE y Cuentas Públicas.

 

Deuda pública garantizada por el fisco

Información obtenida de Tesorería. Se excluyó la deuda garantizada de empresas públicas

privatizadas.

 

 

Deuda Empresas Públicas

Existen varias razones por las cuales no se considera la deuda de las empresas públicas en el consolidado del sector público.

En primer lugar, tanto el Manual del FMI sobre estadísticas fiscales como en las pautas seguidas por la mayoría de los bancos internacionales, es la deuda del Gobierno General la que se considera como representativa del sector público. Esta incluye al Gobierno Central y los gobiernos locales y regionales.

En segundo término, las decisiones de endeudamiento de las empresas públicas, al igual que las empresas privadas, pasan por la evaluación de la rentabilidad del proyecto de inversión que se requiere financiar, en relación a la tasa de interés de la deuda. Si se decide llevar acabo el proyecto, es porque los flujos futuros asociados al proyecto permitirán servir el pago de la deuda adquirida.

Por último, no obstante lo anterior, en el caso de Chile, la relación deuda a patrimonio de las empresas del sector público es considerablemente menor que la observada en las empresas del sector privado.

 

Tratamiento contable de los Bonos de reconocimiento

Los bonos de reconocimiento representan un compromiso del Estado con las personas que, habiendo registrado cotizaciones en el antiguo sistema público de reparto, se cambiaron al sistema de capitalización individual. Este compromiso financiero reconoce las contribuciones realizadas en el antiguo sistema. El Bono de Reconocimiento se calcula como el capital necesario para que el afiliado que se trasladó desde dicho sistema obtenga una pensión equivalente a un 80% de las remuneraciones imponibles percibidas entre el junio de 1978 y 1979, salvo excepciones, multiplicado por la proporción de su vida activa durante la cual cotizó en el antiguo sistema. Este monto es capitalizado a una tasa de 4% real anual desde el momento del traslado al nuevo sistema de pensiones.

En el momento en que los beneficiarios cumplen los requisitos para jubilar, los bonos son liquidados por las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), y el Estado, a través del Instituto de Normalización Previsional (INP), realiza una transferencia a suma alzada que se registra como gasto corriente en el balance presupuestario convencional. El bono así liquidado, unido al fondo de capitalización individual del afiliado, se utiliza en la generación del flujo futuro de pensiones, en cualquiera de sus modalidades.

El número de bonos emitidos y bonos liquidados desde el año 1981 a mayo de 2002 se presenta en el Cuadro N°1:

 

La evolución anual del número de bonos liquidados y del valor actualizado o valor stock de

los bonos que estaban activos en cada período se presenta en el Cuadro N°2

 

 

Como puede apreciarse, el monto de bonos activos creció rápidamente a lo largo de la década de los 80´ como producto del traslado de trabajadores al nuevo sistema y a los intereses devengados por los bonos emitidos, alcanzando su máximo valor como porcentaje del producto en 1984 (42% del PIB). A partir de entonces, se ha producido un flujo creciente de bonos liquidados, lo que ha terminado por revertir la trayectoria del stock de bonos activos a partir de 1997. En 2001 el stock de bonos activos llegó a $.7.796.103 millones, representando un 18,9% del PIB, lo que equivale a menos de la mitad del peso relativo del stock de bonos activos de la primera mitad de los 80´.

Cabe notar que las cifras presentadas corresponden a una estimación en base a los antecedentes disponibles hasta la fecha. Es posible que estas estimaciones se vean modificadas debido a (1) las correcciones que experimentan los bonos en su valor nominal al momento del pago y (2) a la emisión de nuevos bonos con fecha de afiliación anterior a la fecha de estimación. Estos últimos corresponden a personas que, teniendo derecho al bono, no lo han solicitado a la fecha.

 

Tratamiento de los Bonos como Deuda

Los bonos de reconocimiento corresponden a una obligación del estado chileno para con los futuros pensionados que es exigible al momento de la jubilación. Este instrumento financiero, por tanto, hace explícita las obligaciones contraídas por el estado con aquellos trabajadores que cotizaban en el antiguo sistema previsional.

Estas obligaciones no son conceptualmente distintas al resto de las obligaciones previsionales existentes en otros países. La diferencia práctica radica en que en la gran mayoría de los países estas obligaciones se acumulan como compromisos de gastos a futuro a través del sistema previsional que no son registrados contablemente. Esto es lo que comúnmente se ha denominado como la deuda previsional implícita de los países.

Casi ninguno de los demás países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo, contabilizan estos compromisos previsionales o deuda previsional implícita como parte de la deuda pública. Pese a la ausencia de cifras oficiales de deuda previsional implícita, diversos estudios han intentado estimar su magnitud. El Cuadro N°3 resume los resultados de estas estimaciones para países desarrollados, comparándolas con la deuda pública explícita en los mismos países.

 

 

 

Como puede apreciarse, en todos los países analizados la magnitud de la deuda previsional implícita es considerable, superando ampliamente el nivel de la deuda pública. Independiente de la metodología utilizada, el valor de la deuda previsional estimada es mayor que el PIB en la mayoría de los casos, incluso duplicándolo en el caso de Italia y Francia, entre otros.

Por otra parte, se observa que existe un amplio rango de variación entre los resultados de las distintas metodologías aplicadas. A modo de ejemplo, las estimaciones para Inglaterra fluctúan desde un 68% hasta un 156% del PIB dependiendo del estudio en cuestión. Esto se debe principalmente a diferencias en los supuestos utilizados, tales como crecimiento de los salarios y pensiones, tasa de descuento, tasa de mortalidad, cobertura del análisis, entre otros.

 

En consecuencia, si se incorporara los bonos de reconocimiento como parte de la deuda pública chilena también cabría esperar incorporar los compromisos previsionales totales dentro de dicho cálculo, ya que ambos elementos tienen naturalezas similares. Sin embargo, si este fuera el caso, la comparación entre países se tendría que hacer incluyendo dichos compromisos en el nivel de deuda de cada uno de ellos. El agregar el stock de bonos de reconocimiento activos a las estadísticas de deuda pública de Chile, sin efectuar un ajuste similar para otros países respecto de sus pasivos previsionales implícitos, involucra el riesgo de sesgar negativamente la posición de las finanzas públicas chilenas de manera artificial, todo ello a pesar de que cuando las comparaciones se hacen sobre una base uniforme que incorpora todas las obligaciones previsionales, la posición relativa de Chile mejora.

 

Dinámica de los Bonos de Reconocimiento

 

En los gráficos N°1 y N°2 siguientes se presenta la proyección hecha por el INP (a junio de 2002) sobre la evolución futura del número de bonos a ser liquidados durante el período 2002-2038 y la evolución del valor actualizado de los bonos activos a cada fecha. Esta estimación supone que todos los bonos de reconocimiento serán pagados en la fecha que corresponde a la edad de jubilación del respectivo titular del bono.

 

 

 

 

Como puede apreciarse, el número de bonos a ser liquidados por causal de vejez (60 años las mujeres, 65 años los hombres) aumentará progresivamente durante los próximos años, alcanzado su máximo en el año 2016, para luego bajar aceleradamente en los años sucesivos. Esto trae como consecuencia una disminución progresiva del valor absoluto del stock de los bonos activos a cada año, con lo que este compromiso financiera prácticamente se extingue pasado el año 2027.

No obstante, en la práctica un número importante de bonos se liquidará por causales distintas a la vejez, tales como invalidez y fallecimiento. Si se incorporan estos adelantamientos, la reducción en el stock de bonos activos se acelera significativamente.

 

IX. Bono de Reconocimiento y Contabilidad Fiscal

 

La contabilización en base caja de las Finanzas Públicas ha considerado el pago anual de bonos de reconocimiento liquidados como un gasto corriente, sobre la línea del balance. Sin embargo, la liquidación de un bono en un año en particular sólo corresponde a la expresión de un compromiso contraído por el fisco con anterioridad, al momento que cada persona se cambió del antiguo al nuevo sistema previsional. En una contabilidad sobre base devengada, consistente con la contabilidad comercial y las Cuentas Nacionales, este desembolso debería ser registrado como la extinción de un pasivo, esto es, una transacción bajo la línea del balance.

En la medida que se considerara los Bonos de reconocimiento como pasivo fiscal, debería efectuarse un ajuste como el aplicado en el Balance Ajustado, lo que para el año 2001 mejora el balance fiscal en un 0,4% del PIB.

 

 

Fin.....................

Denis Amalia López Cazadilla

Denis79@mixmail.com